3 de febrero de 2014

¿Como hacer un buen retrato?

En las próximas líneas voy a detallar lo que para mí, y por mi experiencia, son los puntos básicos para hacer un buen retrato.
Lo primero que hay que tener en cuenta para realizar la fotografía de un rostro es enfocar a los ojos (recuerda siempre que la mirada es el espejo del alma). Da igual que la mirada no vaya dirigida a cámara o que los ojos miren al suelo.
Una vez hayamos decidido quien posará para nuestra foto comenzamos a organizar nuestra sesión. Debemos crear un ambiente cómodo para el/la modelo: música, la compañía adecuada o la decoración. Hazlo como prefieras pero debemos eliminar todos aquellos elementos que puedan crear tensión y sobre todo cuidaremos el vocabulario. Para crear un ambiente cómodo el fotógrafo debe ponerse en el lugar del/la modelo, sentir sus nervios y saber calmarlos, hablar y crear un ambiente de comodidad y por supuesto nunca forzar la situación (como obligar a posar de una manera con la que el/la modelo no este de acuerdo).
La iluminación es primordial es una sesión de retrato, y sobre todo estudiar que esquema de iluminación es el adecuado para el rostro que vamos a fotografiar: no toda iluminación es válida para todo el mundo y buscaremos aquella que mejor resalte los puntos fueres del rostro y disimule los débiles (nuestro esquema de iluminación será como la leyenda de la malla de Sara Montiel).
Tanto en esta iluminación como en los detalles (atrezzo, complementos, etc) busca siempre la sencillez, recuerda que menos es más (salvo que seas Miley Cyrus y te puedas permitir contratar a Terry Richardson).
Teniendo estos conceptos bien manejados tan solo tendremos que esperar la foto. Ella sola llegara, solo tienes que tener la cámara en las manos...

www.meguihernandez.es
www.facebook.com/meguihernandezfoto
www.instagram.com/mewimer

1 comentarios:

Maria Noelia Caro Olmedo dijo...

Me gustan mucho las ideas. Muy buen post



Tengo new post
Todreamtheimpossiblemnoeliaco.blogspot.com

Con la tecnología de Blogger.

Follow me!

Seguidores